Toshiradas

Cronicas de un temblor de 7.9

Eran las 12:00 pm cuando mientras trabajaba sentí que alguien había aventado mi escritorio pero cuando me quito los audífonos para ver que sucedía, a lo lejos comencé a escuchar que estaba temblando. Indecisos por salir comenzamos a sentirlo con más fuerza y al escuchar el crujir de las paredes y que se fue la luz decidimos salir, debidamente paniqueados… Bajando las escaleras sin la luz adecuada te hace pensar tantas cosas, deseas llegar al final pero no esperas que haya un embotellamiento en el pasillo final para llegar hasta la calle.

Ya cuando todos estabamos abajo comenzamos a escuchar que las reacciones de miedo y por salir apresuradamente habían sido método de supervivencia. Comenzábamos a escuchar que el temblor fue de 7.9 y que justo en ese momento habían estado sacudiendo algunas réplicas y se había dado otro temblor de 5 grados en otros lados del país.

La espera por la luz había sido larga y nos dejaron regresar a nuestas casas. En el camino por Reforma pudimos encontrar muchos grupos de diferentes edificios en las banquetas tratando de regresar a sus lugares de trabajo.

Llegando a casa haces el recuento de los daños, te das cuenta que la bicicleta esta tirada, había polvo en las orillas de las paredes e inlcuso más en el baño… Pero ya que me estaba pasando el susto, otra réplica llegó… salí corriendo… de verdad…. espero que no haya alguna otra mientras duermo o que quede solita, porque si me puede dar mucho miedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.